En el mundo de la limpieza hogareña o industrial existen diversos productos y electrodomésticos que nos facilitan la tarea. Por ejemplo, a menudo se utilizan detergentes y maquinarias para realizar diferentes tipos de limpieza. Ahora bien, dentro de esas máquinas se encuentra la hidrolimpiadora que expulsa agua a presión para eliminar la suciedad de manera rápida y eficiente.

Uso de una hidrolimpiadora para limpiar

Pero, ¿qué es exactamente una hidrolimpiadora?

También llamada hidrolavadora es una máquina de limpieza que usa un motor y una bomba para pasar energía cinética a un fluido, generalmente agua o cualquier líquido jabonoso. Esta acción se realiza con el propósito de que el líquido salga a una alta presión y la suciedad de la superficie en donde es aplicada seda con facilidad. La hidrolimpiadora permite realizar una limpieza profunda y eficiente eliminando toda la suciedad posible al menor costo.

La máquina se alimenta de una toma de agua que puede ser directamente del grifo como también del contenedor donde se encuentre la solución de limpieza. Usualmente los liquido usados para la limpieza con hidrolimpiadoras suelen ser agua, agua jabonosa u otro agente limpiador que deberá estar previamente aprobado por el fabricante de la hidrolimpiadora.

Evite usar soluciones muy densas ya que este tipo de fluidos es más viscoso y difícil de desplazar, generando una disminución de la presión y bajando el poder de limpieza.

Usos generales de una hidrolimpiadora

Una hidrolimpiadora es un utensilio de gran utilidad en la limpieza. Por ello no resulta para nada extraño que muchas personas lo hagan su mejor amigo y aliado para realizar trabajos de aseo. Esta máquina es eficiente y utilizable en todo tipo de exteriores. Puede usarse para asear el exterior de un coche, el azulejo los pisos, quitar la mugre de los muros y paredes, limpiar piscinas, entre otros cientos de usos.

Por ejemplo, encontramos que el modelo de Karcher K4 tiene estos usos:

No es recomendable usar una hidrolimpiadora en el interior del hogar, dado que su gran potencia podría provocar accidentes domésticos. Sin embargo, para realizar la limpieza interior existen hibrolimpiadores más pequeños y compactos, los cuales permiten tener un poder de aseo considerablemente bueno pero no tan excesivo.

En otro orden de ideas una hidrolimpiadora también es ampliamente utilizada en la limpieza industrial. Es ideal para limpiar grandes áreas luego de realizar trabajos sucios, dejando las superficies rápidamente impecables y sin invertir mucho esfuerzo.

Cuando se trabaja con maquinaria pesada o maquinas industriales que necesiten constante mantenimiento es de gran ayuda contar con una buena hidrolimpiadora que facilite el trabajo de aseo.

Eficiencia de una hidrolimpiadora

La potencia de una hidrolimpiadora es lo que la hace rápida y eficaz. Si a esta potencia le agregamos el poder de disolución de un detergente, el resultado será un agente limpiador perfecto para remover la suciedad de manera eficiente y sin mucho esfuerzo. El avance de la tecnología y la industria nos ha permitido tener en nuestros hogares esta maquinaria de limpieza ideal para asear cualquier superficie exterior.

Actualmente el mercado dispone de diversos tipos de hidrolimpiadores, algunos más eficientes que otros dependiendo del campo de uso. Existen hidrolimpiadores que usan agua caliente, estos tienen aún más poder de limpieza.

Es muy conocido que el agua caliente es más eficiente para realizar trabajos de limpieza ya que desprende con más facilidad la suciedad, además de desinfectar las superficies eliminando las bacterias. No obstante este tipo de hidrolimpiadores son un tanto más aparatosos y difíciles de manejar debido a su sistema de calentamiento de agua.

Sin embargo, las hidrolimpiadoras de agua cliente suelen ser preferibles por ser más útiles y eficientes a pesar tener un tamaño y manejo más complejo. Cuentan con mecanismos que facilitan su uso y traslado.

Características de una buena hidolimpiadora

Para un buen poder de limpieza es importante que una hidrolimpiadora cuente con ciertas características que le permitan realizar un buen trabajo. Lo primero es un motor que le permita tener una excelente potencia.

Debe contar con una bomba lo suficientemente grande para alcanzar un caudal amplio que permita aumentar el rango de la superficie de limpieza, además de obtener una buena presión para culminar en el menor tiempo posible. Por último debe contar con una manguera lo suficientemente larga como para tener un buen alcance.

Nuestra puntuación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *